Desde la Defensoría reclaman el etiquetado frontal de los alimentos

15/10/2020
Nutricionistas

El Defensor del Pueblo Adjunto bonaerense, Walter Martello, reclamó avanzar con el etiquetado frontal de alimentos, y celebró  la unificación de los 13 proyectos de Ley que se presentaron en el Congreso Nacional para tal fin.

Según los últimos indicadores oficiales, en nuestro país solo 3 de cada 10 individuos de 13 años o más leen la tabla de composición nutricional del envase de los productos que compran, con un impacto todavía mayor en la población con menor nivel educativo e ingresos más bajos, que prácticamente no lee las etiquetas, según la encuesta nacional de nutrición y salud.


El etiquetado frontal de los alimentos, implica que las características centrales de cada producto, por ejemplo el exceso de grasas, azúcar, sodio o cualquier otro elemento cuyo consumo deba limitarse, deberán indicarse en el frente del envase.

Se trata de iniciativa que venimos proponiendo con énfasis desde hace tres años desde la Defensoría del Pueblo bonaerense, a partir de distintos relevamientos realizados por el Observatorio de Derechos de Niñas Niños y Adolescentes.

Desde la Defensoría indicaron que el texto unificado determina que los alimentos van a tener un etiquetado frontal que no podrá ocupar menos del 5% de la superficie, con formato octogonal negro y letras blancas.

Además, cada sello de advertencia va a informar si tienen algún nivel crítico de sodio, grasas trans, azúcar o calorías, y en caso de tener edulcorantes, la etiqueta lo deberá informar.

La ley también  prohíbe que la publicidad de los alimentos refiera a propiedades medicinales y que la de productos con algún nivel crítico esté dirigida a niños y niñas.

Finalmente si  algún producto llevara un sello de advertencia no podrá incluir dibujos animados ni elementos que llamen la atención de niños o niñas.

La normativa establece que a industria tendrá 6 meses para adaptarse a la nueva norma desde el momento en que se sancione la ley. Las pymes tendrán 18 meses de plazo, con la posibilidad de que se establezca una prórroga.