El Colegio de Ingenieros de La Plata espera estrechar vínculo con Garro en su segundo mandato

05/12/2019
Ingenieros

El sector fue uno de los más afectados por la crisis durante estos últimos cuatro años. La recesión en el sector industrial, la falta de inversión de las empresas privadas y de obras públicas por parte del gobierno fueron determinantes para los ingenieros platenses, quienes no sólo tuvieron menos campos laborales para desempeñarse sino que en muchos casos fueron despedidos.

“Al bajar la actividad productiva lo que pasa es que hay menos tareas en las que los profesionales de la ingeniería puedan desarrollarse. Nuestra dificultad hoy tiene que ver con el trabajo de nuestros matriculados. En la medida que no hay obra pública, porque la restricción ha sido impresionante, no hay obra privada. Nadie invierte porque ha sido más fácil la timba financiera. No hay desarrollo productivo porque las empresas no tienen capital para invertir, tampoco hay consumo y por lo tanto no hay producción. Todo eso, redunda en menos trabajo para los profesionales de la ingeniería. Ojalá empiece a revertirse la situación porque si no el contexto no es muy alentador”, se esperanza Gabriel Crespi, presidente del Colegio de Ingenieros de La Plata.


Por otra parte, la relación entre los ingenieros y el municipio ha sido distante. Los profesionales anhelan ser más tenidos en cuenta por el intendente a la hora de resolver cuestiones para el bienestar de los platenses. “Nuestro Colegio participa en dos ámbitos que tienen que ver con el planeamiento y con las obras particulares: el Consejo de Ordenamiento Urbano y Territorial (COUT) y la Comisión de Interpretación y Actualización del Código de Construcción (CIAC). Nuestra participación es desde siempre en esos ámbitos, en los que participamos en tanto y en cuanto son convocados, que no ha sido muy dinámica”, afirma el presidente del Colegio.

De hecho, el 1 de octubre el intendente Garro emitió el decreto 2219/19, que modificó artículos del Código de Ordenamiento Urbano. El mismo, se amparó en el “Plan Estratégico 2030”, que fija una herramienta para la transformación urbanística de la ciudad con la cual se avanzaría hacia un modelo de ciudad compacta y multicéntrica. “El plan estratégico 2030 nunca fue presentado en términos oficiales para ser analizado por el Consejo de Ordenamiento Urbano y Territorial”, expuso Gabriel Crespi.
El decreto, habilita más de mil nuevas hectáreas del sector productivo de la ciudad que integran el cordón florifrutihortícola para desarrollos inmobiliarios. Declara, además, otras 500 hectáreas rurales ubicadas al suroeste del aeropuerto como “reserva urbana”.

El fin de este decreto, es el de promover la especulación inmobiliaria sin tener en cuenta el riesgo hídrico para la mayoría de los habitantes. Además, incumple con la Ley de Uso del Suelo N°8912 de Buenos Aires, que estipula que las ordenanzas en este sentido tienen que ser después convalidadas por el Poder Ejecutivo provincial para tener vigencia.

“En La Plata este último tiempo se ha perdido de vista la planificación. No se planifica, no hay un enfoque claro y concreto hacia el avance de soluciones que hay que tomar a mediano y largo plazo. Desde el último período de la gestión de Bruera y a lo largo de estos cuatro años, hemos insistido en una propuesta que elaboramos los diferentes colegios profesionales que tenemos que ver con el tema planificación (arquitectos, agrimensores, martilleros, abogados, escribanos, ingenieros y técnicos) acerca de crear un Instituto de Planificación Estratégica, que podía ser una agencia. Tiene que ser un ámbito donde participen los profesionales más capacitados para dar soluciones a eso. Reiteradamente el intendente ha dicho que le parecía bárbaro pero nunca se concretó”, expresó Crespi.

“Nosotros estamos dispuestos siempre a ofrecer nuestra colaboración, porque no sólo es lo que sentimos que hay que hacer sino que además está indicado dentro de las atribuciones y obligaciones que tenemos como Colegio”, expresó Crespi.

La expectativa del Colegio es estrechar el vínculo con el jefe comunal durante estos próximos cuatro años para ser tenidos en cuenta como actores sociales involucrados en la solución de las problemáticas de infraestructura que afectan a los platenses. Además, anhelan la mejoría de la situación económica y la inversión estatal en obras públicas para que todos los matriculados tengan trabajo.