Impulsan marco normativo para facilitar la reconversión de vehículos eléctricos

09/11/2020
Ingenieros

La Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP)  firmó un convenio con la Cámara Argentina de Vehículos Eléctricos, Alternativos y Autopartes (CAVEA), que incluye la necesidad de trabajar en normativas que reglamenten el uso de estos vehículos en espacios públicos y el impulso a la industria de electropartes.

De la firma, que tuvo lugar en la Unidad Académica, participaron el decano de Ingeniería Horacio Frene, el vicepresidente institucional de la UNLP y director del Centro Tecnológico Aeroespacial (CTA) Marcos Actis, y el presidente de CAVEA Emmanuel Núñez. El convenio establece el diseño y desarrollo de programas de cooperación y asistencia técnica en áreas de mutuo interés. Éstas tienen relación con los proyectos llevados adelante por la Facultad relacionados con la propulsión de vehículos con baterías de litio.


A lo largo de este año, el CTA realizó la conversión de una unidad de transporte de la empresa Nueve de Julio; puso en marcha una camioneta convertida para el servicio de recolección de residuos del municipio de Tapalqué; y fue convocado por el Gobierno de Jujuy para brindar asesoramiento en la conversión del transporte de pasajeros a propulsión eléctrica de esa provincia.

En tanto CAVEA, como representante del sector de fabricantes e importadores y de profesionales de la automovilidad, cuenta en su trayectoria haber participado en la redacción del Decreto 32/2018 (norma nacional en electromovilidad) y realizado aportes en otras reglamentaciones.

En este sentido, a través del convenio, se buscará avanzar en el camino de la legislación para vehículos eléctricos. “Que un vehículo reconvertido pueda circular por la calle hoy no está reglamentado. Estos trámites muchas veces se hacen de manera individual y se aprueban de la misma forma. La idea es que la normativa permita hacer la reconversión de vehículos comunes a eléctricos usando las normativas y los procedimientos que haya que hacer”, indicaron desde el CTA.

Agregaron que también es necesario trabajar sobre cuestiones como las motos eléctricas importadas que circulan de manera irregular en el país y necesitan patente y el seguro correspondiente.

Además de los aspectos legales, en el documento la Facultad y CAVEA comprometieron sus esfuerzos para incentivar la fabricación de electropartes. Otro propósito es instrumentar un programa de información y comunicación con los organismos oficiales y privados interesados, con el fin de promover el interés por el uso de energías limpias para el transporte público y el desarrollo en la industria local.

Esto se suma al acta compromiso firmada recientemente por la Facultad de Ingeniería; la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), representada por su director ejecutivo José Arteaga; la Subsecretaría de Transporte de la provincia de Buenos Aires, a cargo del subsecretario Alejo Supply; y la Empresa Nueve de Julio SA de Transporte, presidida por Walter Mastropietro, a fin de adoptar las medidas necesarias para llevar adelante acciones para el desarrollo de la reglamentación específica que permita la circulación de unidades de transporte público automotor de pasajeros de propulsión con energías renovables. También, en particular, las reconvertidas de propulsión convencional a propulsión eléctrica, alimentada con baterías de litio, abarcativo al ámbito de la provincia de Buenos Aires.

Durante la firma del convenio, el presidente de CAVEA otorgó un reconocimiento especial a la Facultad de Ingeniería de la UNLP, representada por Horacio Frene, y a los ingenieros del CTA, Guillermo Garaventta y Marcos Actis, por el trabajo que desarrollan desde hace más de una década sobre vehículos eléctricos con baterías de litio. Primero fue la conversión de la moto, después el triciclo, luego el auto y en los últimos años los micros eléctricos. Proyectos que requieren de mucho tiempo y trabajo en equipo, con resultados que están a la vista.