Le pincharon el globo: La IGJ ordenó la disolución de Remax

09/09/2020
Martilleros

La Inspección General de Justicia (IGJ) resolvió en las últimas horas que la red de franquicias inmobiliarias Remax tendría un objeto ilícito. Motivo por el cual, debería iniciarse el proceso judicial de disolución y liquidación de la misma en el marco de lo dispuesto en los artículos 18° y 19° de la Ley 19.550 de Sociedades Comerciales.

La medida se dio a raíz de una denuncia del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba)  contra Remax Argentina S.R.L, sociedad que detenta el uso de la marca en el país, por ejercicio ilícito de la actividad inmobiliaria.


La noticia fue dada a conocer por Cucicba y confirmada por Ricardo Nissen, titular de la IGJ. La resolución se firmó ayer y las partes fueron notificadas.

Según trascendió. Nissen habría manifestado que «Remax Internacional no está inscripta en la IGJ ni en ningún registro del país, mientras que Remax Argentina presenta una serie de irregularidades.”

Y detallado que “el sistema es que Remax Internacional le da la franquicia a Remax Argentina y Remax Argentina a los agentes franquiciados».

En paralelo, el titular de Cucicba, Armando Pepe, pronunció que la medida de la IGJ confirma que «las profesiones no pueden ser franquiciadas».

Dicho ésto, sostuvo: “Siempre sostuvimos, amparados en el ordenamiento legal de nuestro país, que existe una distinción entre los contratos comerciales y las profesiones independientes como el corretaje inmobiliario, y que estas últimas no pueden ser franquiciadas”, apuntó.

Conforme con el documento, Pepe indicó: “Hemos dado un paso histórico. Este es un éxito den la defensa de los derechos de los corredores y el ejercicio legal y legítimo de la profesión, y lo compartimos con todos nuestros matriculados”.

Frente a los hechos, en Remax Argentina rechazaron enfáticamente el contenido de la denuncia de Cucicba frente a la IGJ. Desde la empresa manifestaron que la misma es infundada y no implica el cese ni suspensión de la actividad de Remax, pese a que la IGJ confirmó la medida.

«Las oficinas seguirán prestando servicio a sus clientes, como lo han hecho hasta ahora, llevando el mejor servicio inmobiliario», señalaron.

Firmes en su postura, sentenciaron: “Esta acción promovida por el Colegio de Corredores de la Ciudad es una más de las tantas embestidas de los cuerpos colegiados contra una marca que desarrolla su negocio legítimamente hace más de 15 años, promoviendo el crecimiento y evolución del mercado, conformando así la red inmobiliaria con mayor presencia de corredores y martilleros matriculados.”